VITAMINA A, ZANAHORIAS PARA LAS BOQUERAS, LLAGAS Y AFTAS.


Una de las vitaminas necesarias, IMPRESCINDIBLE y más importantes para el cuidado y la salud de la piel es la vitamina A. Es una vitamina que si escasea, es fácil que aparezcan las infecciones en las mucosas... en este caso, en la boca. La falta de esta vitamina se relaciona directamente con la formación de llagas, úlceras bucales, aftas y boqueras. 

Lo bueno de que las llagas se produzcan a causa de la deficiencia de esta vitamina, es que las llagas responden de forma inmediata cuando incluímos la vitamina A en la dieta. Así es fácil distinguir si la causa de las llagas se debe a el virus Herpes o la deficiencia alimentaria.

¿Dónde encontramos la vitamina A?

La vitamina A es naranja. Recuérdalo. Aquellas frutas y hortalizas que tengan el color naranja, tienen vitamina A. La naranja, la calabaza, melón naranja, albaricoques, algunas verduras verdes y otras... pero quiero destacar una: la zanahoria. 

Seguramente habréis oído que la zanahoria ayuda a poner moreno, y es cierto. Es una hortaliza naranja que, por tanto tiene vitamina A, pero que además contiene una gran cantidad de antioxidantes y compuestos especiales que facilitan la regeneración de la piel.

Lo ideal es tomarla cruda, sin cocinar para aprovechar todos los nutrientes. Si cruda nos hace daño, o nos molesta a causa de las úlceras de la boca, podemos licuarlas o hacer zumos naturales de zanahoria junto con otras frutas como la calabaza, la manzana o la naranja. Debe tomarse un par al día. 

Personalmente, yo me preparo de vez en cuando con manzana, y la mezcla de las dos dan un zumo muy sabroso.

BOQUERAS Y ALERGIAS



Los aftas bucales, las boqueras, úlceras o llagas, pueden tener un origen vírico (como el herpes) o estar producidos por un hongo, quizá por el hongo de la cándida ya que es el más frecuente. Por tanto, cuando bajan las defensas, por ejemplo por un resfriado, un cambio de estación, etc... el elemento patógeno se desarrolla y se producen infecciones que terminan formando las llagas bucales

Pero las boqueras no siempre tienen un origen patogeno. Puede que el origen se deba a un tipo de reacción alérgica. Una reacción alérgica es una reacción desmedida de nuestro cuerpo a cierta sustancia que no es tóxica, que no es dañina para nuestro cuerpo. Ya la sabiduría popular advierte que cuando se sufren de aftas bucales, hay que buscar la culpa en los tomates. Es un ejemplo, pero si sufrimos de llagas frecuentemente, es aconsejable revisar la comida que tomamos y si los alimentos que ingerimos pueden tener relación. Si tomamos cierto alimento y a las pocas horas observamos que nos aparecen llagas. 

Entre los alimetos que pueden causarnos esta reacción alérgica, los más frecuentes son:  nueces, los mariscos, el chocolate y los tomates. Si sospechas que existe una conexión, evite el alimento causante. También puedes acudir al médico para que le realice las pruebas necesarias alérgicas.

No solo tenemos que tener un especial cuidado con los alimentos que tomamos cuando sufrimos las boqueras y llagas de forma frecuente. Otros aspectos de la dieta también deben mirarse; por ejemplo tenemos que tener cuidado en que no exista deficiencia de vitaminas (vitaminas B2 sobre todo) y de otros como el Yodo.

También hay que evitar los alimentos muy calientes, al contrario, mejor fríos. Los cítricos y los alimentos muy picantes pueden irritar más las mucosas. 

VASELINA


Como habréis hecho alguna vez, o visto, cuando hace mucho frío es frecuente utilizar una barra de vaselina para proteger los labios del frio. El frío hace que se resequen los labios, que se cuarteen, que la circulación sanguínea se contraiga y que las defensas de los labios (y del cuerpo en general) se sienta afectadas. De hecho, la vaselina no solo sirve para prevenir que los labios se agrieten, también sirve para prevenir las boqueras y aftas labiales.

Cubriendo un herpes labial con vaselina acelerará la curación y ayudar a protegerlo de una infección secundaria con bacterias. Poner una pomada que contiene benzocaína en el herpes, llaga o  que es además un anestésico local, puede ayudar a aliviar el dolor temporalmente. Pero no todos los productos con vaselina son beneficiosos, si van con algún maquillaje y productos químicos, pueden ser perjudiciales.... como es el caso de algunos pintalabios.

El intento de camuflar un herpes labial con maquillaje con frecuencia agrava el problema, ya que los productos químicos en el maquillaje puede hacer que el dolor empeore. Y no comparta su barra de labios o maquillaje, tampoco.

LAS BOQUERAS POR HERPES LABIAL DURAN UNA SEMANA.


Las boqueras se producen por una bajada de defensas que permite la proliferación de una infección vírica, de un hongo o de una bacteria. En las boqueras producidas por virus, en concreto el virus del Herpes tipo I, es contagiable mientras este está activo. Y mientras supura y se seca la herida es ideal que no beses a ningún ser querido... 

Existen cremas que detienen el ataque vírico si se utiliza al principio de la aparición de la boquera. Pero en muchos casos no consiguen hacer nada y el proceso de infección sigue su curso. Normalmente, las boqueras, como muchas de las infecciones víricas, como la gripe común, tienen un tiempo de duración, que suele ser de 7 días. Y, aunque hay tratamientos que pueden hacernos sentir mejor y eliminar las molestias, la mayoría de los tratamientos consiguen poco mas.

En mi tierra hay un dicho que dice. Ya sabes que la gripe se pasa en una semana, pero con medicamentos en 7 días. Y ciertamente sucede algo similar con las boqueras de origen viral. Puede que duren un poco menos o quizá un poco más.  Pero cuando las boqueras se producen por el herpes tipo I o herpes labial, poco hacen los medicamentos, excepto hacerte sentir mejor eliminando los síntomas.

Además, este virus, el causante del Herpes labial, es para siempre. Normalmente nuestro cuerpo lo mantiene a raya, pero en momentos de bajadas de defensas puede volver a aparecer. Pero como he dicho, el virus suele permanecer siempre en el cuerpo. 

No obstante no todo son malas noticias... porque hay boqueras que no son producidas por un virus, sino por otro patógeno. El más abundante es el hongo cándida, y este es más sencillo de controlar y mantener a raya. Un hongo que se cree que tiene el 40% de la población o más.

ECHA SAL A TU HERIDA.



¿Por qué el agua del mar no se echa a perder como por ejemplo el agua de una piscina sin cuidar? La respuesta es que el agua del mar se cuida a sí misma con un ingrediente que tiene a toneladas: la sal.

La sal tiene la capacidad de ser una sustancia con un gran poder antibacteriano y antiséptico. Si por ejemplo echamos la sal en una herida, esta nos va a escocer, nos va a picar y, cuando pica, es que cura.

Por eso, para la herida de la boca, ya sea una llaga o una boquera es aplicarnos la sal. Para las llagas en la boca, solo tenemos que llenar medio vaso de agua y verter dos cucharadas pequeñas de sal. Removemos bien y utilizamos la solución, la mezcla, para hacer gárgaras para que el agua salada llegue a todas las partes de la boca.

Para las boqueras  o llagas que tenemos en la comisura de los labios, podemos colocarnos un poco de sal humedecida. Seguramente te va a ser incómodo, te va a escocer, pero la recuperación será también muy rápida.  

AGUA OXIGENADA Y ZANAHORIA.

Para las boqueras, pero sobre todo para las llagas de la boca, este es un remedio que ayudará a eliminarlas de una forma rápida y fácil. Muchas veces las llagas son tan molestas y dolorosas que nos impide disfrutar de la comida, o nos molesta con el simple roce con la lengua.

Igredientes:
1 vaso con un chorro (una cucharadita) de agua oxigenada.
1 1/4 de un vaso de agua
zumo de zanahoria.

Preparación:
La preparación es simple, únicamente debemos mezclar el agua y el agua oxigenada. La zanahoria debe hacerse zumo, bien licuándola o bien comprándola ya en zumo para tomarla a parte.

Uso:
En realidad, el verdadero ingrediente para eliminar las llagas de la boca y las boqueras interiores, es el agua oxigenada. Haciendo gárgaras con el agua oxigenada ya sería suficiente. Pero al añadir zanahoria al remedio aumentamos su efectividad y su rapidez.

Nos tomamos el zumo de zanahorias por la mañana, en ayunas y debemos hacer gárgaras de agua oxigenada con agua 3 veces al día. Después de cada comida nos enjuagamos con agua y realizamos las gárgaras.

Verás que rápido desaparecen las llagas y el dolor que producen.

MIEL PARA BOQUERAS Y LLAGAS

Seguramente os habréis fijado en que la piel, y sobre todo el propóleo es un alimento que tarda muchos días (e incluso años) en echarse a perder. Esto es porque por su composición tiene un efecto antibacteriano y antiviral.

El tratamiento con miel ( o mejor propóleo) podría ser incluso mejor que los tratamientos médicos específicos para reducir y eliminar las boqueras y llagas que aparecen en la boca y labios, según un estudio realizado en Emiratos Árabes.

En este sencillo pequeño estudio contaron con 16 personas, los investigadores encontraron que la aplicación tópica (aplicada sobre la piel) de miel acortan la duración del herpes labial 35 por ciento mejor que otros medicamentos antivirales específicos recetados para tratar la infección, como la del Herpes tipo 1.

Otras investigaciones han dado resultados favorables para el tratamiento contra los virus autores de la infección. Una investigación realizada en Nueva Zelanda encontró que cuatro tipos diferentes de miel fueron capaces de matar el virus en tubos de ensayo, lo que sugiere que la miel cruda sin procesar (tiene los más altos niveles de compuestos antivirales) podría pues ayudar a tratar el herpes labial.

Por último, es bien sabido que el propóleo ayuda a combatir la infección en las mucosas producida por hongos, como la cándida albicans.

Este remedio es un buen remedio que debemos tener en cuenta ya que puede aplicarse en niños pequeños e incluso en bebés sin tener que preocuparse porque exista riesgo alguno para ellos.

* El propóleo es una sustancia que producen las abejas para evitar que la colmena se vea infectada por bacterias, hongos o virus. Vimos un remedio anteriormente: ENLACE